Páginas

miércoles, 4 de marzo de 2009

Un niño a la carta por favor

La polémica esta servida desde que una clínica norteamericana (The Fertility Institutes) ha anunciado que los padres podrán elegir el color de ojos, del pelo y algunos rasgos físicos. Aseguran que lo conseguirán el año que viene mediante el diagnóstico genético preimplantacional (DPG). Esta técnica es la utilizada en muchos países pero para evitar que los hijos nazcan con algunas enfermedades hereditarias muy graves. Sin embargo el director (Jeffrey Steinberg) asegura que ha logrado amplificar el ADN y conseguir así llegar mas lejos, pudiendo elegir algunos caracteres del feto (un 80% de posibilidades)
La polémica ha surgido enseguida desde todas partes. Dicen que es una actividad nada ética y que hacen con los genes que no son del agrado de los futuros padres.
Desde el punto de vista del autor de este blog es que esta bien que se use el DPG para evitar enfermedades hereditarias graves pero de ahí a elegir como quieres que sea tu hijo me parece algo que sobrepasa todo lo ético. Tu hijo seria ante todo tu hijo lo vas a querer igual sea rubio o sea moreno, ojos azules u oscuros; siempre que no tenga ninguna enfermedad yo pienso que lo demás no importa. Si todos hiciéramos eso se crearía una raza de ''hombres perfectos'' todos altos y con los esteorotipos físicos que según la sociedad ''son los mejores''. Con lo que se extinguiría la variabilidad.
Quería pedir perdón, a mis lectores habituales en especial por mi falta de publicación de entradas ultimamente pero se me acumulan demasiadas cosas.

5 comentarios:

Laura dijo...

Este artículo lo he visto yo también hoy.
Yo alucino con lo que hacen hoy en día. Como tú, pienso que esta técnica es esencial para curar enfermedades... de ahí a elegir un bebe a la carta. Bueno, creo que ya es pasarse. No voy a decirles a unos padres que no lo hagan, pero lo que está claro que si tú bebe, pero coincido contigo también en que, ¿todos iguales? ¿Todos perfectos? Si la vida se basa en gente físicamente perfecta apañados vamos.

Es un tema para reflexionar. ¡Un saludo!

Darkrosalina dijo...

Tienes toda la razón. Bueno es que nuestros hijos nazcan sanos y libres de enfermedades hereditarias, pero si consentimos los niños a la carta, el mundo se acabaría convirtiendo en lo que Hitler quería: altos, rubios y con ojos azules.
Viva la variabilidad!

No te preocupes por no actualizar con tanta frecuencia, Adri; no has de pedirnos perdón. Tú tómate el tiempo que necesites ;D

Adri S. dijo...

Darkrosalina: Cierto lo de la raaza que Hitler quería. Pensaba ponerlo cuando lo escribía pero pense que seria meterme en más jaleos.Gracias por tu comprensión saludos amigo.

Laura: Me alegra que gente como tu opine lo mismo. Si todos hicieramos eso la variabilidad se extinguiría, seriamos como cromos repetidos. Gracias por dar tu opinión es muy importante para mí. Saludos amiga

PuertoExiste dijo...

Habría que sentar unas bases, porque está muy bien la selección para curar familiares, pero si se hace un mal uso de esta técnica, tendremos lo que perseguían los nazis y su raza perfecta. Un arma de doble filo.

WTFStreetview

Kosugi Sensei dijo...

Pues a mi me parece buena idea lo de poder elegir los rasgos de un bebe, me refiero a si eres feo ¿por que vas a hacer que tu hijo tambien lo sea (por que asi es la genetica) pudiendo evitarlo? le ahorraría al niño traumas en la escuela y posteriormente a la hora de elegir pareja, ademas, eso de una super raza de hombres a lo Hitler por que hay madres que preferirian que sus hijos fuesen bajitos, otras que los quisieran altos, a unas madres les puede gustar el azul para los ojos y a otra los ojos castaños, seguiría habiendo variedad y no seria una raza unica de rubios de ojos claros.